domingo, 17 de febrero de 2008

Ya no...

El sol se ponía
Y la luna no brillaba,
Y mis ojos no veían
La luz de tu mirada.

Cuando cantaban los grillos
Cuando las mariposas volaban
Cuando el cielo era azul
Y mi alma flotaba.

Ahora ya no brilla
Ahora la luz se apaga
Ahora ya no quiero
Estar presa de mi alma.

Pero miro hacia atrás
Y el pasado me atrapa
Me envuelve ,me asfixia
Me deja sin palabras…

Y quiero correr
Correr otra vez
Pero hasta eso me da miedo
Miedo de no volver.

Si volviera ya no sería
Y no habría sueños,
Si me quedo ya no tendría
Q ser presa de mi tiempo.

Y el tiempo no vuelve
Como tampoco los años,
Se escurren por mis dedos
Se van como el ocaso.

Miro el acantilado
Bailando en la cornisa,
Sabes no tengo miedo
Me divierte mi sonrisa.

Te asustas y lo sé
No soy idiota y me agito
Veo tus ojos asustados
Ni de mi sombra me fío.

Ya no corro ,no tengo fuerza
A veces me gusta
mirar hacia abajo y
en el agua ,la luna.

Dejáme reirme,
Dejáme soñarte,
Dejame mirate y
Dejame abrazarte.

5 comentarios:

soy; Alan R. Ghenzi dijo...

Simplemente perfecto... cada frase... cada palabra... y el final.
perfecto.

La hija de la Lagrima dijo...

Gracias Alan x seguirme leyendo...y por seguir siendo una especie de ...referente en lo q a literatura refiere...Gracias amigo x seguir estando ahi...

Câmera Digital dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Yab dijo...

QUIEN NO A LLORADO ENTRE SUS PIERNAS, QUIEN NO HA TENIDO UN DIA PARA JUSTIFICAR A MAIAKOVSKI...

La hija de la Lagrima dijo...

gracias Javi!!!
Los textos son parte de mi vida...y compartirlos,es en medida darles algo de mi..

besos!!