lunes, 16 de mayo de 2011

El Gran Simulador

- Confieso que he pecado, padre. Ayer le pegué a mi hermana Catalina porque la encontré husmeando en mi cuarto y me sacó una muñeca. Mamá me retó y me mandó a la cama sin postre, así que hoy al levantarme le retiré el saludo. Fui muy descortés.

- Hummm…continúa.

- La semana pasada, jugando con Leticia, mi otra hermana, discutimos por ver quien llegaba a la mesa primero y le hice trampa poniéndole el pie y la hice caer a propósito. Leticia le contó a mamá y le dije que eso era mentira. Entonces mentí.

- …Ahá…

- Después otro día descubrimos un agujerito en el baño de los varones y con mis hermanas los espiamos, pero no le dijimos a mamá porque se iba a enojar mucho. Mamá es muy estricta y no deja que juguemos con los chicos de nuestra edad.

- Comprendo…

- Nunca nos deja hacer nada, a veces pienso que la odio.

- ¡Pero…hija! Como puedes hablar así de tu madre!?!? Ese sentimiento no se permite en la casa de Dios! Ya lo dice la Biblia: ¨Ama a tu prójimo, como a ti mismo¨

- La odio y quiero matarla.

- ¡Por Dios Santo…!!! Que cosas horribles dices!!!

- Nos obliga a hacer cosas…

- ¿Cosas? Que tipo de cosas…???

- Cosas…con otros hombres. Todas las noches mamá nos pone las mejores ropas, nos peina durante horas y nos prepara para cuando vienen hombres a casa. Ellos nos observan a mi y a mis hermanas durante un rato, luego mamá pone un precio y vamos con esos hombres en sus autos.

- Oh Jesús…prosigue… y que mas…?

- Algunos nos sacan fotos desnudas y otros hacen todo tipo de cosas con nosotras. Tenemos que ser buenas, dice mamá. Ellos pagan muy bien.

- ¿Está tu madre en la iglesia ahora?

- Si.

- Aguarda un segundo.

Clara, se quedó a esperar al cura a que este volviera.

- Vamos a la sacristía Clara, ven conmigo.

Una vez ahí, el Padre se levantó la sotana, empezó a desabrochar su cinturón y la atrajo hacia él sonriendo.

Clara sabía muy bien lo que tenía que hacer. Un cliente siempre paga bien.

9 comentarios:

gastmun dijo...

muyyyyyyyyyyy bueno, valio la pena la espera, oscuridad e ironia celestial. Aplausos

La hija de la Lagrima dijo...

Gracias Gastón, este cuento va con dedicatoria para vos.
Sigo trabajando para proximos post.

Beso y gracias nuevamente!

Lucas Fulgi dijo...

Fuerte... muy bien pensado el giro del final.

Aprovecho que pase para agradecerte por esos comentarios tan motivantes que me dejas.

Saludos

La hija de la Lagrima dijo...

Gracias Lucas!

Beso grande :)

Mekans dijo...

Durísimo. Muy atrapante. ¡Tenés una manera muy especial de volcar palabras!

maría pía dijo...

hola, pase por aca de casualidad, lei que escribiste en el piloto, (entre por tu foto, muy pocas personas dan la cara de perfil, me gustaste).
lei apenas unas entradas nomas, escribis cuentos cortos?
De ser asi, me gustaron muchísimo, hay que tener imaginacion... a mi me pasa parecido con mi blog, parece un cuento, pero es mi realidad. La felicito srta. Pasaré seguido...

La hija de la Lagrima dijo...

Mekans: Supongo q herí suceptibilidades, pero no me importa. En los cuentos, como en la vida, todo puede pasar.
Gracias!
Beso

maría pía: Bienvenida al blog, descubrí hace poco el blog de Se me apagó el piloto y me divirtió mucho. Suelo escribir cuentos largos, pero últimamente vengo con los cuentos cortos.
Ahora chusmeo tu blog, gracias x pasar.
Beso!

Ale dijo...

Buenisimo. No esperaba el final, me gusto mucho!

La hija de la Lagrima dijo...

Ale: Vengo retorcida con los finales, jaja.
Y yo me alegro q te haya gustado.
Abrazo!